Skip to main content

Desde el sector minero son cautelosos en cuanto a estimar que el commodity se encuentre enfrentando un superciclo.

El precio del cobre ha reaccionado de manera positiva al período de negociaciones colectivas en la industria minera. La cotización del metal rojo registró este martes un alza de 1,05% en la Bolsa de Metales de Londres y alcanzó los US$ 4,268 la libra, según datos de Cochilco.

“Hay bastante interés en el mercado por la suerte de las negociaciones laborales en Chile y estas fechas son decisivas. Eso ha capturado mucho interés de los actores”, señala el director ejecutivo de la consultora Plusmining, Juan Carlos Guajardo.

Eso sí, el especialista también atribuye la subida del precio del principal producto de exportación nacional al avance en el Congreso del plan infraestructura por US$ 1 billón (millón de millones) del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Mientras, ayer el presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Diego Hernández, se mostró cauteloso al señalar que la tendencia que muestra el precio del metal se trate de un superciclo.

“En este lapso hemos visto un precio del cobre por sobre US$ 4, lo que ha hecho a algunos analistas hablar de superciclo, aunque hay que decirlo, cada vez con menos vehemencia”, dijo el ejecutivo.

“Ante este escenario, creemos que hay que ser cautelosos respecto al comportamiento futuro del cobre, aunque proyectamos dos o tres años con precios altos”, agregó.

Coincide con él Guajardo, quien señala que difícilmente los buenos valores actuales alcancen los niveles del super ciclo vivido entre 2003 y 2011. “Podemos hablar de un buen ciclo de precios, pero es muy distinto al compararlo con lo que fue el superciclo que terminó la década pasada”, explica.

En el marco de la celebración del Día del Minero, Hernández abordó el momento del país y su relación con la actividad, a raíz de la discusión del royalty y la nueva Constitución. Sobre este último punto, señaló que el sector está disponible para contribuir al trabajo de los constituyentes y que esperan “ser escuchados con el mismo respeto que a otros actores”.

Fuente: Diario Financiero