Skip to main content

El metal ayer se cotizó en US$ 4, 26 la libra.

Tanto BHP como Antofagasta Minerals dieron a conocer retrocesos en sus reportes, e incluso ya se habla de una oferta restringida que podría llevar al metal a valores récord.

Nueve meses son los que acumula la industria minera local con consecutivas caídas en la producción interanual de cobre (desde junio de 2020 hasta febrero de este año), un factor no menor y que está poniendo una presión importante al precio del metal, que por estos días vive una nueva racha positiva y está cerca de superar su mayor valor en casi una década.

Junto con los efectos financieros ligados a la depreciación del dólar, expertos indican que cada vez toma mayor peso la preocupación respecto de la oferta del mineral, primero ligado a los anuncios realizados en China que hacen más complejo producir en ese país, pero a lo que se han ido sumando los anuncios de las principales mineras que operan en Chile.

Primero fue la angloaustraliana BHP, operadora de la faena más grande del mundo, Minera Escondida, que reveló esta semana que en el período que comprende entre julio de 2020 y marzo de este ejercicio, la producción de dicho yacimiento retrocedió en un 8%, completando 821 mil toneladas de cobre.

En esa línea, ayer fue el turno de la minera local Antofagasta Minerals (AMSA), brazo minero del grupo Luksic, compañía que en el primer trimestre del año completó una producción de 183 mil toneladas, la que si bien está en línea con las proyecciones de la firma, es un 5,7% menos que en el mismo trimestre en 2020 y 5% menos que en el cuarto trimestre de 2020.

En ese escenario, el presidente ejecutivo del grupo AMSA, Iván Arriagada, sostuvo que “el mercado del cobre continúa tenien= do un desempeño sólido y esperamos que esto continúe, ya que la oferta estructural y la dinámica de la demanda respaldan un mercado físico restringido. Mientras tanto, mantenemos nuestro enfoque en el control de costos y la asignación disciplinada de capital”.

Con todo, la compañía sigue sintiendo los efectos de la pandemia, por lo que anunció que para evitar la propagación del virus, la mantención mayor planificada para el segundo trimestre en Minera Los Pelambres, que requiere de un gran número de trabajadores adicionales, está siendo revisada para poder reprogramar las actividades no críticas para más adelante.

Respecto del impacto de esta situación en la cotización del cobre, el director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo, apunta a que en el mercado es muy profundo, por lo que el precio se determina por la interacción de muchos actores que compran y venden, y por eso hay varios elementos que influyen en la cotización.

“En este momento, los facto res que predominan con mayor fuerza son, en primer lugar, las condiciones macroeconómicas y financieras, reflejadas especialmente en el dólar, Pero luego, en un período como este, se hacen más relevantes noticias de restricciones en la oferta, como las mayores restricciones a fundiciones en China y los resultados informados por las compañías mineras respecto a una mayor evidencia de una menor producción de cobre, Dada la mayor atención sobre los mercados de materias primas, la situación de la oferta tiene mayor impacto en estos mercados”, sostuvo.

En ese escenario, juega un rol importante la pérdida de competitividad que está viendo la industria local en la última década y que mantiene estancada la producción, entre otras cosas, por la caída de las leyes de mineral, que se en que cada vez se necesita mayor movimiento de tierras para mantenerla producción. Prueba de esto es que Escondida alcanzó un rendimiento récord de sus concentradoras en los últimos nueve meses, con lo que logró compensar, en parte, la caída de la ley del mineral.

El académico de la UC Gustavo Lagos explica que en tiempos de altos precios como el actual, las mineras reorganizan sus planes, tratando de subir la producción, y para eso tienen que usar la capacidad total de las concentradoras y aumentar el suministro de roca, bajando la ley, pero mientras más produce, como el costo ¡ jo se mantiene variable, se llevan una mayor utilidad a mayor precio.

“El tema dela oferta es muy importante, porque es común en los últimos 15 años que las minas produzcan menos de lo que anuncian, es más difícil cumplir con los planes de producción porque son minas grandes, complejas, y se encuentran con muchos problemas. Es cosa de mirar la producción de Chile, que está sobre los 5 millones de toneladas desde 2004 y todavía no llegamos a los 6 millones”, explica Lagos.

Diputados se preparan para votar en particular el proyecto de royalty minero

Una larga discusión es la que se espera para el próximo lunes en la comisión de Minería de la Cámara de Diputados, instancia en la que se votará en particular el proyecto de royalty que busca establecerse respecto a las ventas de cobre y litio que se realicen en el país.

Ayer finalizó el período para ingresar indicaciones a la iniciativa, totalizando más de una decena de propuestas, como la del diputado Francisco Eguiguren (RN), quien es de la idea de que el guarismo sea de un 3%, aplicándolo a las ventas netas de las compañías, pero que de este monto se puedan deducir gastos en remuneraciones, costos en fletes, entre otros.

Donde hubo mayores divergencias fue respecto al destino de los fondos recaudados, pese a que en opinión del Ejecutivo este es un proyecto inconstitucional. La mayoría de los participantes propuso disponer de estos recursos o parte de ellos para las comunas donde se desarrolla la actividad minera. También se señaló el financiamiento de proyectos del Ministerio de Ciencias, que se desarrollan en el marco de las investigaciones sobre el covid-19.

En tanto, los diputados de la Democracia Cristiana (DC) apuntaron a que una parte de la eventual Recaudación sea utilizada para la creación de una renta básica y universal de emergencia en el con= texto del estado de excepción constitucional de catástrofe por la pandemia.

Por su parte, los diputados Pablo Vidal (ind.) y Marcela Hernando (PR) propusieron que la compensación sea diferenciada, dependiendo de si los explotadores mineros mantienen relación con actividades que fomenten el desarrollo industrial presente en Chile y generen valor agregado, por. Ejemplo, a través del negocio de fundiciones en territorio nacional.

Con todo, uno de los puntos que ha sido resaltado por el Gobierno en medio del debate es que no hay apuro en la discusión de la iniciativa, ya que la gran parte de la industria minera cuenta con invariabilidad tributaria al menos hasta 2023, por lo que no habría impacto en la recaudación hasta esa fecha.

Ante esta situación, el diputado Daniel Núñez (PC), que participó como invitado a la comisión de Minería, hizo un llamado a las mineras a negociar esta condición de invariabilidad con el Gobierno, con la intención de que se logre recaudar fondos para enfrentar los efectos de la pandemia.

Fuente: El Mercurio