Skip to main content

El metal cerró hoy en récord de US$4,867, pero precio futuro superó a ratos los US$5

El conflicto bélico en Ucrania mantendrá alto el valor de los commodities, incluido el metal rojo. 4,49 dólares por libra es el valor promedio del cobre

Por Felipe O’Ryan y Cristian Rivas

El cobre, principal exportación del país, dio hoy un salto en los mercados internacionales y rozó los US$5 la libra. De acuerdo a los datos de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), el metal cerró en la Bolsa de Metales de Londres en US$4,867, con un alza de 2,5% respecto al viernes, con lo que alcanzó su precio más alto en la historia al superar milimétricamente los US$4,864 del 10 de mayo del año pasado. En horas previas, incluso, su valor futuro (a tres meses) sobrepasó los US$5, aunque luego re­trocedió levemente bajo ese nivel.

“Al igual que un conjunto de commodities donde Rusia es un actor relevante, (el cobre) ha registrado un alza significati­va. Rusia representa el 4% de la produc­ción mundial de cobre; además, es consi­derado un activo de refugio frente a la in­flación e incertidumbre, como ocurre ac­tualmente”, explicó el vicepresidente ejecutivo de Cochilco, Marco Riveras.

En la práctica, según los expertos, las alzas en el metal rojo son mayormente positivas para Chile. “El mayor precio del cobre aumenta los flujos de dólares al país con lo que el tipo de cambio mejora para el peso chileno y al fortalecerlo mejora el poder adquisitivo de bienes extranjeros. El problema es más bien para los exportadores, que reciben menos pesos por dólar”, explica Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de Plusmining.

“Con un precio alto, aumenta la entrada de divisas, la recaudación fiscal y no solo por Codelco, también por la minería privada. Entran más dólares. Se aprecia la moneda y los bienes en dólares se hacen más baratos. Eso suele dar un respiro a las presiones inflacionarias, que hoy están altas”, agrega Nathan Pincheira, economista jefe de Fynsa.

Aunque el efecto casi automático que antes tenían las alzas del cobre sobre el tipo de cambio hoy no es igual. “Esta situación ( cobre alto) ayuda a bajar el tipo de cambio, pero no igual que antes. Hemos visto que por los temas de incertidumbre interna, la relación es diferente”, aporta Agustín García, economista de Banchile Inversiones. De hecho, al cierre de esta edición el dólar en Chile operaba al revés de la lógica, pues subía 0,35% a $807,8.

Marcel expectante

La noticia fue tomada con cautela al interior del nuevo gobierno. El futuro ministro de Hacienda, Mario Marcel, si bien reconoció que el impacto positivo es la entrada de mayores recursos, advirtió que el movimiento en el precio está estrechamente asociado al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, que también ha elevado otras materias primas como el petróleo, lo que afectará los términos de intercambio de bienes del país. Hoy el crudo caía más del 5% a menos de US$120 el barril y se alejaba de los US$140 que tocó el fin de semana, a un tris de su máxin10 histórico.

“Tenemos un precio del petróleo que está alcanzando precios récords, entonces tenemos que ver cuál es el balance de esas dos cosas”, dijo tras participar en la reunión del comité político junto al Presidente electo, Gabriel Boric.

Michelle Labbé, economista jefe de Dominas Capital, aclaró que un precio del cobre alto es sinónimo de mayores ingresos, lo que favorece las arcas fiscales. “Con estos mayores ingresos, hay mayor recaudación del Fisco, lo que permite que no se necesite pedir financiamiento para realizar algunos gastos fiscales”, describió.

¿Tiene efecto sobre el crecimiento? “No, porque esto lo que afecta son los precios, no las cantidades, y además, aunque aumente algo la cantidad, tiene un entorno mundial que por la guerra en Ucrania crecerá más lento, lo que es menos viento de cola para este año”, dice Labbé.

Alzas seguirán

Otro factor interesante a considerar es por cuánto podrían mantenerse estos altos precios del metal rojo, y si los factores que lo han mantenido en los actuales niveles son o no sostenibles en el tiempo.

El profesor de Ingeniería en Minas de la Universidad Católica Gustavo Lagos cree que lo son, y sobre todo considerando que hay situaciones relacionadas al conflicto geopolítico de Rusia y Ucrania.

“Por el momento, Rusia ha estado vendiendo su cobre y otros productos a través de filiales que venden en China, pero eso puede cambiar, porque muchas de esas brechas podrían cerrarse. Rusia produce 400 mil toneladas de cobre al año que en este momento pueden ser vendidas, pero podría no ser así en el futuro si es que Occidente y Estados Unidos reaccionan y comienzan a ponerle trabas a los bancos chinos que están haciendo esto”, cree.

A eso se suma que ya hay navieras que se han negado a transportar bienes rusos como el cobre. Todo esto reducirá la oferta global del metal, elevando sus recios. “Los inversionistas ven esto y se han estado refugiando en commodities, que con este conflicto han subido. Eso hace que los precios sigan subiendo”, añade.

Además de estos factores de corte más circunstancial, Pincheira de Fynsa explica que ya había otros de más largo plazo que estaban presionando el valor del metal al alza desde antes de la incertidumbre política global.

“Hay inversiones que no se hicieron en años anteriores y mantienen la oferta frenada, sumado a que la demanda creció por la recuperación poscovid. A eso se suman tendencias a largo plazo, como el protagonismo del cobre en el desarrollo de la electromovilidad, que sigue en pie con fuerza hacia el futuro”, sostiene.

 

plusmining-diario-la-segunda-noticia-historico

Fuente: La Segunda