Skip to main content

Una serie de factores externos está impulsando la cotización de la principal exportación del país, dentro de los que se incluyen indicadores económicos de Estados Unidos y de otras potencias, así como la baja cantidad de inventarios.

Por Tomás Vergara P.

El precio del cobre sorprendió al subir con fuerza el jueves, cotizándose en US$ 4,63 por libra, lo que equivale a un alza de 3,43% en la Bolsa de Metales de Londres. Se trata del mayor nivel desde el 19 de octubre de 2021, cuando cerró en US$4,83 la libra.

Con esto, el promedio en lo que va del año del valor del metal se sitúa en US$ 4,45. Asimismo, acumula un alza de 5,45%, mientras que en febrero esa ganancia sube a 6,24%.

Una de las razones que explica esta variación es el dato de índice de precios al consumidor de EE.UU, que registró su mayor aumento interanual desde febrero de 1982, lo que puede obligar a los inversores a recomponer sus carteras con una mayor incidencia de las materias primas como el cobre, activos que juegan un rol de cobertura ante una mayor inflación.

“Además, existe una creciente expectativa de una reducción de posiciones cortas, ya que la próxima semana es la fecha de vencimiento en la Bolsa de Metales de Londres y el alza del precio puede sorprender a muchos inversionistas expuestos que deberán cubrir estas posiciones cortas”, explica el director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo.

En tanto, los inventarios de cobre en garantía de la Bolsa de Metales de Londres han caído de, aproximadamente, 80 mil toneladas a principios de año, a 50 mil actualmente, lo que se presta para acciones financieras especulativas.

Juan Cariamo, socio y co-CEO de la consultora minera Vantaz Group, destaca también el efecto asociado a una economía global un poco más dinámica. “Se ve que, al menos en Europa, los países empiezan a mirar la pandemia de otra manera, se está reactivando la actividad industrial y eso se refleja en que los inventarios de cobre han registrado una baja importante en las últimas semanas, alcanzando los niveles que teníamos durante los primeros días de 2022. Por otro lado, el aumento de la inflación en economías relevantes como EE.UU genera un efecto financiero importante, apreciando los instrumentos de cobertura asociados a los commodities“.

Proyecciones
Para lo que resta del año, Cariamo comenta que el precio debiese mantenerse relativamente alto durante todo el año. “No sabemos si mayor o menor que el actual, pero es muy difícil que baje de los US$ 4 la libra en el corto plazo. El principal soporte es que las principales economías globales se seguirán reactivando pospandemia, la producción de cobre de mina y refinado seguirá y con algunas tensiones por interrupciones y la inflación seguirá impactando los precios”.

Por su parte, Guajardo asegura que “nuestro escenario base considera una corrección del precio en la primera parte del año debido a los efectos de las políticas monetarias más restrictivas en EE.UU y otros países, con tendencia al alza en la segunda parte. Sin embargo, la resiliencia de los mercados de materias primas por los factores antes mencionados podría hacer que la corrección sea menos profunda de lo anticipado”.

US$ 4.45 es el precio promedio del cobre en lo que va del año, lo que representa un avance acumulado de 5.45% al cierre de la jornada de este jueves.
25 millones de toneladas de cobre son la demanda que se espera para este año, pese a la desaceleración del consumo chino, principal actor a nivel global.

Fuente: Diario El Mercurio