Skip to main content

Los fundamentos del metal rojo se mantienen positivos, dicen los analistas, aunque ha registrado dos bajas importantes consecutivas en su precio. De todas formas, se mantiene sobre los US$4,5 la libra.

Presionado a la baja se ha visto el cobre en las últimas jornadas en la Bolsa de Metales de Londres, pese a que los fundamenos del metal, según los analistas, continúan positivos y las alzas debiesen seguir siendo parte de la historia en este “boom” que está viviendo el producto de exportación estrella de Chile.

De igual forma, el cobre anota dos jornadas consecutivas de caídas, destacando la del miércoles 3,35% -su mayor retroceso diario desde febrero-, mientras que el jueves, si bien la baja fue moderada (-0,28%), tocó su menor nivel en casi dos semanas. Con todo, sigue cotizando por encima de los US$4,5 la libra, un precio en extremo positivo.

En el plano mundial, dicen los expertos, una de las razones que estaría presionando a la baja al metal rojo está directamente relacionada con los temores que han surgido entre los inversionistas ante un posible incremento de la inflación a nivel global, como consecuencia de los paquetes de estímulos impulsados por los Bancos Centrales del mundo.

A ello, se sumó el anuncio que hizo China el miércoles. El principal consumidor de cobre del mundo pretende fortalecer las gestiones tanto en la oferta como en la demanda, con el fin de enfrentar aumentos “no razonables” en los pecios de las materias primas.

Puntos que si bien han dañado la valorización del metal en los últimos días, los analistas descartan que esto pueda derivar en una caída drástica. “El mercado está activo, la demanda está dinámica y la oferta también está restringida, osea los fundamentos hacen que los precios estén en los niveles actuales. Pero como todavía tenemos una pandemia que no está controlada, además de otros riesgos, eso obviamente genera incertidumbre y volatilidad en las cotizaciones diarias”, aseguró a Emol Daniela Desormeaux, directora de estudios de Vantaz Group.

De paso, resaltó que el último Informe de Tendencias del Mercado del Cobre, elaborado por la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), elevó la proyección del promedio del precio del commodity para este año a US$4,3 la libra -un promedio anual nunca antes visto- , debido a las expectativas de déficit del mineral refinado en el corto plazo.

En tanto que Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de Plusmining, profundizó en los factores que han hecho bajar el precio del cobre en estos días, asegurando que esto está asociado con nuevas señales de que en Estados Unidos “podría haber una tendencia inflacionaria muy fuerte que obligue a este país a adoptar una política de control de la inflación y eso significa aumentar las tasas de interés”.

“Con esto, muchas inversiones de riesgo se verían afectadas y hoy esa es un fuente importante de las alzas de precios que están viviendo las materias primas”, acotó.

Conforme a lo anterior, Michelle Labbé, economista jefe de Dominus Capital, explicó a este medio que “si empiezan a subir las tasas de interés, entonces lo que hacen los inversionistas es salirse de estos activos, porque obviamente les sale mejor invertir en papeles con menor riesgo, que ahora van a empezar a rentar más, y eso hace que, en general, se salgan de commodities”. Lo que, en contraparte, impulsa la cotización del billete verde.

Sobre el efecto del anuncio de China para buscar contener el alza de los metales, Benjamín Castillo, estratega de mercados de XTB Latam, comentó que, dado que el gigante asiático es el principal demandante de cobre en el mundo, “por supuesto que una perspectiva que incluya una menor demanda se ve de inmediato reflejada en los precios”.

Y agregó que es importante “considerar que el día domingo China tuvo malos datos de ventas minoristas, lo que nos habla de una menor reactivación económica”.

Escondida e incertidumbre política de los mayores productores

El estudio de Cochilco confirmó que existen fundamentos sólidos que reafirman el alza proyectada, debido a expectativas de un déficit del cobre refinado en el corto plazo (2021-2022) y reducidos inventarios en las bolsas de metales que están dando un soporte fundamental a la cotización.

Asimismo, existen factores coyunturales que podrían impulsar al metal rojo, como la posibilidad de una huelga en la mina Escondida de BHP en Chile. Cabe destacar que este es el principal yacimiento de cobre del mundo, y según consignó Reuters, su sindicato está en la búsqueda de lograr un trato más “justo y equitativo” con la empresa, por lo que no descartan iniciar una huelga aún más larga que la ocurrida en 2017.

Acorde con esto último, Desormeaux destacó que “estamos hablando de que Escondida es la inversión privada más grande del mundo – de cobre-, entonces obviamente que dejar de producir, y un corte de suministro por parte de la mina tiene un impacto en el equilibrio del mercado, entonces sí tiene mucha relevancia y es el parámetro”, a lo que añadió que “todos están mirando a Escondida para ver cómo van a ser los bonos por término de conflicto”.

Sumado a esto, eventuales nuevas escaladas y un aumento de la volatilidad dice relación con la incertidumbre que predomina tanto en Chile como en Perú, los dos principales productores del commodity en el globo. Y es que mientras la nación vecina – segundo mayor extractor – se encamina a unos polarizados comicios presidenciales, nuestra nación inicia un largo proceso para la elaboración de una nueva Carta Magna.

El impacto, para Castillo, tiene que ver con que “la inestabilidad política actual de Chile podría conllevar una menor oferta de metal rojo, o incluso menor desarrollo de futuros proyectos para el cobre. Si este escenario se presenta, el mercado podría descontar una menor oferta futura y con ello subir los precios”.

Guajardo, por su parte, aseguró que todos este contexto “tiene que ver con que se vea afectada la expectativa de la producción, ya sea en el corto, en el mediano o en el largo plazo, y como estamos con la expectativa de un buen ciclo de demanda, si la oferta tiene algún tipo de limitación significa que vamos a tener escasez de minerales en algún momento, y eso debiera reflejarse en expectativas de precios más altas. La vinculación es esa, a través del posible impacto en la oferta”.

Con todo, de acuerdo a Cochilco, la producción mundial de cobre de mina se expandiría 2% este año, alcanzando una producción de 21 millones de toneladas, con una recuperación generalizada en los principales países productores. Es más, en el caso de Chile, la institución prevé un crecimiento de 1,8%, con una producción en torno a 5,8 millones de toneladas.

Ante estos datos, la representante de Vantaz Group aseguró que “el precio del cobre sigue siendo alto”, y cerró indicando que las caídas registradas “son parte de la volatilidad, no lo veo como un cambio brusco en tendencia”.

Fuente: Emol